19 mayo, 2016 | Laura Adriana Esparza García | BCS Abogados

Comentarios jurídicos sobre las Sociedades por Acciones Simplificadas

Introducción.

El pasado 9 de febrero de 2016, se aprobó la reforma a la Ley General de Sociedades Mercantiles, para integrarse la figura de la Sociedad por Acciones Simplificada (en adelante “S.A.S.”). La iniciativa que fue propuesta desde el 2014, por la legislatura LXII, fue hasta el año pasado que su discusión se retomó, para finalmente quedar aprobada por la Cámara de Diputados con 427 votos a favor y 1 en contra.

Durante el proceso legislativo que esta reforma siguió, se expusieron ideas y observaciones diversas, toda vez que esta propuesta encarna un instrumento trascendental dentro de la política económica del país.

En este breve comentario se sintetizarán los argumentos que dieron nacimiento a la S.A.S. y sin pretender ser exhaustivos, se indicarán las particularidades de la figura, para finalizar esbozando un panorama del porvenir de las S.A.S. en su operación.

La discusión

Es importante comprender que la inclusión de las Sociedades por Acciones Simplificadas es una medida que abandera las facilidades al emprendimiento, sin embargo, algunos sectores de la sociedad, han resaltado los riesgos que trae aparejada una figura como esa. Debido a ello, a continuación se indicarán las dos grandes posturas al respecto.

Primeramente está la postura que afirma que la S.A.S. es una figura pro competitividad e impulso económico, en la que ha hecho una intensa labor la Asociación de Emprendedores de México (ASEM)1, a su vez, Rocío Ruiz, subsecretaria de Competitividad y Normatividad de la Secretaría de Economía, precisa que la forma sencilla y sin costo permitiría la creación de empresas2. Ellos sostienen que en México los comerciantes se encuentran con una diversidad de trámites para la constitución de las sociedades, por lo que con la reforma que crea la S.A.S. se incluyen, entre otras, figuras como la unipersonalidad, y la exención de una constitución ante fedatario público, que pretenden simplificar los gestiones de constitución.

En esa misma línea de argumentos, el dictamen remitido al Senado de la República argumenta que uno de los principales fenómenos a los que el derecho mercantil se enfrenta día con día, tiene que ver con las simulaciones, verbigracia en aquellos casos en los que un socio es propietario prácticamente de todo el capital social y se deja al otro con el carácter de minoritario tan sólo con una acción o mínima porción3, situación que la S.A.S. vendría a enmendar.

Por otra parte, las voces en contra como el Presidente del Colegio Nacional de Notarios Públicos, señala que este nuevo proceso se convierte en “peligroso y regresivo” además que no será gratuito pues será pagado con el erario público; remarca que con figuras como esa, se está a expensas de la creación de sociedades fantasma, que es un problema que ya se encuentra en la realidad, y que con mecanismos como éstos será más probable que suceda4. Aunado a ello, desde que el uso de la FIEL se convirtió en una llave para casi cualquier trámite de gobierno electrónico, el uso indebido y el robo de identidad ha aumentado considerablemente5.

Uno de los contrargumentos más significativos sobre el fomento al emprendimiento, es que de acuerdo a las cifras del Centro para el Desarrollo de Competitividad Empresarial, las barreras al comercio no se deben a la capacidad o los costos de la constitución per se “sino a su capacidad para enfrentar el entorno altamente competitivo en el que se insertan”6.

Ante este panorama, esta última postura no va encaminada a un conservadurismo ilógico, sino a una preocupación real de que la falta de formalidad como método de validación de los actos jurídicos, se convierta en una ventana a la inseguridad jurídica de todos los gobernados.

Con el resultado del proceso legislativo que crea la S.A.S, que ignora los latentes riesgos, vemos demostrada la tesis de Muñoz Fraga, que sostiene que la participación del gobierno en la economía a través de la promoción y fomento, está lejos de concretar una política definida y activa7.

Sin embargo, de todos esos controvertidos argumentos, se obtuvo como resultado una figura que busca dar facilidades a los comerciantes, utilizando diversas herramientas jurídicas y tecnológicas para crear un ecosistema que permita el crecimiento y fortalecimiento de los primeros pasos del emprendedor. Por tal motivo, presentamos un resumen del este nuevo tipo social.

El resultado

La Sociedad por Acciones Simplificada se trata de una institución jurídica por la cual será posible realizar actos de comercio bajo un esquema simplificado. Todas las especificaciones sobre esta institución jurídica se encuentran en el capítulo XIV de la Ley General de Sociedades Mercantiles; a continuación se comentarán los aspectos más novedosos que incluye esta figura.

La constitución

Se hará por medio de un Sistema Electrónico dependiente de la Secretaría de Economía, que también será la encargada de sugerir los Estatutos Sociales, aunque se deja la libertad de que las partes escojan su contrato social. Tratándose de la Sociedad por Acciones Simplificada, para que surta efectos ante terceros deberá inscribirse en el Registro Público de Comercio8, es decir que tendrá efectos constitutivos, tales como los de las sociedades preexistentes.

Los accionistas

Sólo podrán serlo personas físicas que no pertenezcan a otro tipo de sociedad mercantil, siempre que esa participación les permita tener el control de la sociedad o de su administración9. Además la Ley otorga la posibilidad de constituirse unipersonalmente bajo las mismas reglas y procedimientos que si fuera una sociedad plurimembre.

El órgano supremo de la sociedad será la asamblea de accionistas o bien el socio único, en su caso10. La Ley da la posibilidad a asambleas no presenciales auxiliadas con medios electrónicos, mientras que se lleve un registro puntual de los acuerdos en ellas tomadas11.

Es importante destacar que aunque la S.A.S. se trata de una persona moral y por tanto un patrimonio y personalidad distinta a la de sus socios, sin embargo en el caso de la comisión de conductas delictivas, los accionistas serán subsidiaria o solidariamente responsables para con la sociedad12.

La administración

La administración de la sociedad está encomendada a un administrador13 que deberá ser accionista, por lo que en las sociedades unipersonales lo será el socio único. Remarcando que por su sola designación, el administrador, podrá celebrar o ejecutar todos los actos y contratos comprendidos en el objeto social o que se relacionen directamente con la existencia y el funcionamiento de la sociedad 14. Sin embargo, se estima que en los casos que la Ley requiera facultades especiales, deberá estarse a la dinámica habitual, requiriéndose que el administrador cuente con los poderes específicos.

Los límites y otras peculiaridades

LLos ingresos totales anuales de la S.A.S. serán de un máximo de 5 millones de pesos, en caso de sobrepasarlo deberá transformarse a otro tipo social15, por lo que se estima que se trata de una figura de transición, que otorga los beneficios de una personalidad y un patrimonio legalmente reconocido únicamente mientras la sociedad y sus operaciones crecen -que es la finalidad de los comerciantes-.

La S.A.S. está exenta de la formación de la reserva legal que se señala en el artículo 20 de la Ley de la materia, lo que podría traducirse en una vulnerabilidad para los acreedores de este tipo de sociedades.

Otra debilidad en la transparencia y buen gobierno de la S.A.S. es la carencia de un comisario u órgano de vigilancia, lo cual se justifica de alguna forma por el motivo de que el administrador es forzosamente un accionista, por lo que se presupone que actuará de forma correcta y leal a los intereses sociales.

La reforma privilegia el uso de métodos alternos de solución de controversias entre los accionistas o con terceros16.

Y como componente de transparencia y fiscalización, impone la obligación de presentar informes financieros, so pena de la disolución de la sociedad17.

Ahora que se ha dado una visualización de lo que se trata la Sociedad por Acciones Simplificada y los argumentos que la preceden; en adelante se presentan opiniones para hacer un bosquejo de lo que se puede esperar de su implementación.

La prospección

Primeramente, no se puede dejar de precisar la importante labor que está haciendo el Gobierno Federal para implementar el gobierno electrónico, situación que pretende dar transparencia y accesibilidad a los ciudadanos. Todo ello con un propósito claro: impulsar el emprendimiento como parte de la política de fomento a la economía.

Simplificando los requisitos y procesos para la constitución de sociedades, se pretende que los comerciantes (asociados o en lo individual) entren a la formalidad que beneficia los procesos recaudatorios del Estado, ya que como lo indicó la Subsecretaría de Competitividad y Normatividad de la Secretaría de Economía, se está coordinando con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), que otorgará a las S.A.S. el esquema de contabilidad simplificada18, con lo que se pretende compensar el ingreso dejado de percibir por los pagos de derechos o cualquier otra erogación relacionada con el proceso de constitución de las sociedades.

Y aunque los objetivos puedan ser nobles, no se deben perder de vista los riesgos en su implementación:

  • El aumento del robo de identidad y suplantación utilizando la FIEL, hacen cuestionable que sea el único requisito para la constitución de la sociedad, por lo que se espera que la autoridad prevea mecanismos para erradicar ese tipo de simulaciones, y no solamente a través del aumento de las penas, sino con mecanismos que realmente hagan efectivo que la FIEL sea una clave de identificación infalible.
  • Queda pendiente conocer las herramientas con que contarán las nuevas sociedades, para que sean un sujeto activo de la Ley Anti Lavado, puesto que ya es un aspecto clave en las sociedades en general para desvirtuar las operaciones fraudulentas.
  • Hay posturas en el sector bancario que desconfían de este tipo de sociedades, y que aún no definen sus lineamientos para el otorgamiento de créditos y otros beneficios del sistema financiero. Situación que claramente puede debilitar el éxito de estas nuevas empresas.
  • En este caso, facilitar los procesos no es impulsar la competitividad. Los emprendedores necesitan herramientas que los ayuden a mantenerse en el mercado, porque la realidad de las cosas es que los índices de supervivencia de las empresas son preocupantes, y dependen de factores que poco tienen que ver con los procesos o gastos en la constitución.

Así las cosas, es evidente que nos encontramos en un proceso que no ha finalizado, puesto que quedan abiertos muchos frentes, que se espera puedan cuadrarse antes del 14 de septiembre de 2016 cuando entran en vigor las reformas que aquí se han abordado.


* Abogada y Maestra en Derecho de la Empresa (Universidad de Monterrey), Master en Derecho del Comercio Internacional (Université Pantheón- Assas Paris II.) lesparza@bcsabogados.com

1 Vela, L. “Empresas en un día y costo cero’, ¿en verdad beneficiaría a México?” en Dinero en Imagen, 20 de enero de 2016, obtenido de: http://www.dineroenimagen.com/2016-01-20/67542 . (consultado el 6 de mayo de 2016).

2 “Sociedad por Acciones Simplificada” permite constitución de empresas gratis y en un día: SE.” en Fórmula Financiera, 09 de Febrero de 2016, obtenido de: http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=569313&idFC=2016 . (consultado el 6 de mayo de 2016).

3 Boletín No. 5562, Cámara de Diputados H. Congreso de la Unión, 29 de abril de 2015.

4 Galeano Inclán, H. “4 riesgos que entraña crear la Sociedad por Acciones Simplificada“ en Forbes, 2 de febrero de 2016, obtenido de: http://www.forbes.com.mx/4-riesgos-que-entrana-crear-la-sociedad-por-acciones-simplificada . (consultado el 6 de mayo de 2016).

5 Id.

6 En su comentario, Galeano Inclán indica que: “De acuerdo con las cifras del Centro para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial, 75% de las nuevas empresas cierra antes de los dos años de vida y 90% ya no existe cinco años después de haberse constituido; sin embargo, los índices de mortandad de las empresas no se deben a los costos de arranque de las mismas.”

7 Muñoz Fraga, Rafael, Derecho Económico, 3era edición, Porrúa, 2015, México, Pág. 242.

8 Ley General de Sociedades Mercantiles, artículos 2 y 263.

9 Idem. artículo 260

10 Idem. artículo 266

11 Id.

12 Idem, artículo 264.

13 Idem, artículo 267.

14 Id.

15 Idem, artículo 260.

16 Idem, artículo 270.

17 Idem, artículo 272.

18 “Sociedad por Acciones Simplificada” permite constitución de empresas gratis y en un día: SE.” en Fórmula Financiera, 09 de Febrero de 2016, obtenido de: http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=569313&idFC=2016 . (consultado el 6 de mayo de 2016).