31 agosto, 2012 | Alejandro F. Basave Alanís | Excelsior

Una sociedad en fuego cruzado

Era una de esas tardes calurosas en Monterrey. Un sábado, para más señas, Rayados se enfrentaba a Estudiantes, y acompañado de mi novia había acudido al estadio Tecnológico a ver jugar al equipo que amo desde que tengo uso de razón. Faltando unos minutos para que terminara el partido tuvimos que salir para ir por mi hermano al aeropuerto. A medio camino hice alto en un semáforo en rojo y mientras mi novia cambiaba de CD empecé a ver gente correr despavorida… Para leer el artículo completo ingresa a: www.excelsior.com.mx/opinion/2012/08/31/opinion-del-experto-nacional/856599